Blog

El gluten y la enfermedad celiaca

Correo electrónico

glutencerebroAntes pocas veces escuchábamos sobre las maldades del gluten y sobre enfermos celiacos; sin embargo, conforme pasa el tiempo, parece que ahora todos los productos están dirigidos a ellos y que los consumidores son ya enemigos del gluten sin siquiera saber si padecen la enfermedad. ¿Por qué? Esto se debe a una serie de factores que incluyen que la enfermedad celiaca ha ido en aumento en las personas. Por otra parte, cada vez se descubren más condiciones de sensibilidad al gluten (que no son lo mismo que enfermedad celiaca), por lo que mucha gente ha encontrado buenos resultados al dejar de consumirlo. Así pues, actualmente nos encontramos en una época donde la gente tiende a una vida más sana, y la industria alimentaria ha encontrado los beneficios resultados de marcar sus productos como “libre de gluten”.

¿qué es exactamente? El gluten es un compuesto de proteína que se encuentra presente en algunos granos: en el trigo, en la cebada y en el centeno. Estos granos son componentes de una enorme variedad de productos en el mercado, tanto alimentos como aderezos, salsas e incluso medicamentos, por lo que los enfermos celiacos y otros sensibles al gluten tienden a encontrar varias complicaciones cuando intentan vivir una dieta libre de gluten.

 

¿Cómo daña el gluten a los enfermos celiacos? Bueno pues, esencialmente, se trata de un problema de digestión. A largo plazo, este problema lleva a otros mucho más graves, ya que se trata de una condición inmune que ataca a nuestro propio intestino delgado. El gluten es considerado, por nuestros anticuerpos, como un invasor, por lo que ataca y destruye; sin embargo, como sucede de manera constante en el intestino delgado, entonces se inflama y se lastiman las vellosidades que se encargan de procesar y absorber nutrientes.

Los síntomas en enfermos celiacos así como en otras sensibilidades al gluten son similares. No todos éstos presentan síntomas, pero a continuación están los más comunes:

*Problemas digestivos

*Aumento o pérdida de peso

*Sarpullido

*Trastornos cerebrales y nerviosos

*Fatiga y cambios de humor

*Problemas de huesos y articulaciones

*Problemas hormonales

Si presentas alguno de estos síntomas o si tienes familiares que tengan la enfermedad celiaca u otra sensibilidad al gluten, es importante que te vayas a revisar con profesionales médicos. Diagnosticar esta enfermedad será sólo la primera parte, a partir de ahí tendrás que cambiar tus hábitos alimenticios a una dieta libre de gluten. Es difícil, pero es posible. Una vez que lo logres, descubrirás cuán rápido encontrarás cambios benéficos en tu cuerpo e incluso en tu bienestar emocional.

 

Lee más en:

Terapia de detox        Dietas Personalizadas        Quantum Nutrición