Blog

El equilibrio de la cándida en la salud

Correo electrónico

El candida albicans es un hongo conocido generalmente debido a las infecciones vaginales. No obstante, el sobre crecimiento de este hongo, está vinculado con un sinfín de malestares y enfermedades, desde cansancio hasta enfermedades autoinmunes, incluso cáncer y desequilibrios emocionales. En realidad, el hongo candida albicans no es dañino y vive naturalmente en nuestro cuerpo. Pero es su crecimiento desmedido el que detona un gran número de perjuicios en cualquier órgano del cuerpo, principalmente músculos y nervios.

Por distintos factores, incluyendo sobre todo la dieta y el consumo de antibióticos, la cándida se encuentra presente en un gran porcentaje de la población; uno de cada tres individuos sufren de síntomas relacionados con hongos*. Así, para evitar enfermedades o incluso curarlas, es esencial comenzar un estilo de vida que impida o cure esta condición.

 

Hay dos puntos iniciales a considerar para tratar el sobre crecimiento de cándida: la dieta y los medicamentos. Los antibióticos son asesinos de cualquier microorganismo, no hacen distinción entre malignos y benéficos; en esta falta de microorganismos buenos existe una oportunidad para que el hongo se multiplique. Sumado a esto, mantener una dieta no equilibrada es otro factor, aún más importante, por el que el hongo es libre de reproducirse e incluso es estimulado a hacerlo, ya que se alimenta de azúcar, al igual que otros parásitos, bacterias y virus.

El esquema es complejo. Una dieta pobre y el uso exceso de antibióticos y otras drogas causan un sobre crecimiento de hongos y bacterias, además de indigestión, que ocurre cuando el cuerpo no descompone correctamente los alimentos. Como consecuencia de dicha indigestión, existe una malabsorción; es decir, las células no se nutren como deberían. Esto da pie a condiciones como diarrea, constipación y Síndrome de Intestino Agujerado, en el que el revestimiento del intestino se irrita y se vuelve poroso, dando oportunidad a microorganismos dañinos a entrar directamente al torrente sanguíneo. Esto, además de sus consecuencias propias, interfiere también con el funcionamiento del hígado, y posteriormente con el del sistema inmune, llevando las consecuencias a condiciones mucho más graves.

Así, a pesar de que un número controlado de hongos es natural e incluso importante para el cuerpo, cuando se pierde el control de su crecimiento pueden existir consecuencias desde molestas hasta letales. Los daños generales que provoca el sobre crecimiento de candida albicans son: generación de enfermedades autoinmunes, del sistema sanguíneo, cardiovascular, respiratorio, endócrino, nervioso, digestivo y reproductivo; así, puede tener consecuencias en todos los rincones del cuerpo.

El equilibrio de la microbiota intestinal, en el que cohabiten microorganismos benéficos con un número controlado de candida albicans, es clave para una mejor calidad de vida, libre de enfermedades y malestares. Esto se logra con una dieta equilibrada y el uso limitado de medicamentos.

*Boroch, Ann. The Candida Cure. Yeast, Fungus & Your Health. The 90-Day Program to Beat Candida and Restore Vibrant Health.