Blog

La intuición: tu brújula interna

Correo electrónico

Seguramente te ha pasado que ante una situación tomas cierta decisión, no porque sea la más lógica, sino porque “te latió” que ésa era la correcta. Muchas personas relacionan estas señales con casualidades. Muchas otras hablan de un sexto sentido. Se trata de la intuición. Esta percepción que vive dentro de ti y que te mantiene enlazado con el universo. La intuición es un indicador de cómo los seres humanos estamos todos interconectados, por medio de energía, con todo el universo y sus componentes.

 

Así, todos los seres humanos tenemos este sentido. Sin embargo, unos lo tienen más desarrollado que otros. ¿A qué se debe? Es mera cuestión de práctica y de hacer consciente el hecho de que las respuestas correctas siempre las podemos encontrar, no en el exterior, sino dentro de nosotros mismos. Quienes han aprendido a escuchar esta voz interna que señala el camino, logran encontrar sus metas sin hacer puro uso de razonamiento, sino permitiendo que ese universo que interconecta a todos los elementos del planeta, señale cómo llegar a ello. No obstante, esto no se refiere a que siempre se dé la respuesta que se quiere escuchar; simplemente esta intuición nos da la información que necesitamos saber, lo que nos guiará al camino que debemos seguir.

Aunque esta voz se encuentra siempre dentro de nosotros, es cuestión de cada quien si decide hacerle caso o no. Esto es debido al libre albedrío. La mayoría de la gente, por más que tenga la sensación (la intuición) de ir hacia una parte, trata de razonar siempre demasiado las cosas, y no necesariamente coinciden estas decisiones razonadas con aquellas guiadas por la intuición. En realidad, la respuesta correcta se puede encontrar siempre y cuando aprendas a sentir y a confiar en esta habilidad, que no hace uso de la razón, aunque tampoco está pelada con ella.

El asunto se complica aún más cuando estamos rodeados de tantas cosas y nos envuelven tantos pensamientos, que bloqueamos esta capacidad. Para escuchar a la voz interior y comprenderla hemos de dedicarle tiempo y practicarlo, ya que no es fácil distinguir los pensamientos producidos por la mente de esta luz interna que nos guía hacia lo mejor. Asimismo, es importante aprender a conocernos, descubrir qué es lo que buscamos, entender por qué lo buscamos y, entonces, ahora sí, buscar que la intuición nos indique ese camino que estamos buscando.

David Topí, un escritor español dedicado al desarrollo personal y espiritual, señala algunos ejercicios para mejorar el canal de comunicación con nuestro interior:

-Relájate y haz consciente las impresiones que te llegan de tus sensaciones internas. Diferencia lo que llega a ti por medio de tus sentidos de lo que llega de un lugar más profundo.

-Haz preguntas a tu intuición. No busques sólo la respuesta que esperas, recibe la información sea cual sea.

-Escribe preguntas y después elige una al azar sin voltear a ver. Léela y rápidamente comienza a contestar en voz alta, sin dar oportunidad al razonamiento. Grábate haciéndolo y después escúchate.

-Interpreta los mensajes. Analiza tus impresiones detenidamente.

Desarrollar la intuición permite que seas tú quien moldea tu exterior, en lugar de permitir que el entorno sea quien moldee tu interior. Conócete, reflexiona quién eres y qué es lo que buscas. Posteriormente concéntrate en buscar dentro de ti y, por ende, en el universo, cuál es el camino a seguir que te llevará a tener una vida plena.

Referencia:

Topí, David. El poder de la intuición. España, 2010.