Blog

Acidez y alcalinidad

Correo electrónico

¿A qué nos referimos con acidez y alcalinidad?

Cuando hablamos de alimentación y dietas, es común escuchar sobre alimentos “ácidos y alcalinos”. Por lo general, podemos nombrar algunos ejemplos y también conocemos que es vital para el cuerpo humano mantener un balance entre ambos pero, ¿sabemos realmente a lo que se refieren estos conceptos?

El pH, como probablemente sabes, representa el “potencial de hidrógeno” de una sustancia. Éste, tal como su nombre lo señala, es un indicador de la concentración de iones de hidrógeno (o protones) en un fluido.

Los ácidos producen estos iones de hidrógeno por lo que, cuantos más de éstos haya en una sustancia, cuanto más ácida será. Las sustancias ácidas dan iones de hidrógenos, mientras que las alcalinas los reciben. Así, puede decirse que los ácidos y alcalinos son complementarios.

El cuerpo humano consume y produce tanto sustancias ácidas como alcalinas. Para estar saludable, la sangre y demás fluidos corporales, como saliva y orina, deben mantener un pH de 7.4 promedio.

La escala del pH va de 0 a 14: si la sustancia tiene un pH arriba de 7, es alcalina; en cambio, si se encuentra por debajo, entonces es ácida. El número 7 representa a las sustancias neutras. Por tanto, el cuerpo humano es ligeramente

alcalino.

¿Cuál es la importancia entonces de saber diferenciar y conocer estos alimentos?

Si el pH de nuestro cuerpo se encuentra por debajo de 7.4, entonces nos volvemos más vulnerables y propensos a contraer enfermedades, incluyendo cáncer. Por ello es que debemos cuidar nuestra alimentación, pues

mantener un pH balanceado es sinónimo de una buena salud y, por tanto, una mejor calidad de vida.

Lee más en:

Terapia de detox        Dietas Personalizadas        Quantum Nutrición