Blog

Jengibre y cúrcuma III

Correo electrónico

Equilibrio en la salud al alcance de la mano

Los compuestos picantes y aromáticos que se encuentran en el rizoma del jengibre y la cúrcuma, son muy sensibles al calor y al oxígeno, por lo que es necesario no pelarlos sino hasta el momento de su consumo.

 

Tradicionalmente, al jengibre se le considera el “calentador del cuerpo”, capaz de producir calor corporal y aliviar las extremidades frías, aumentar el rubor en una piel pálida y fortalecer el cuerpo después de una pérdida de sangre.

La cúrcuma por su parte, es ampliamente utilizada en la medicina Ayurveda y además de compartir con el jengibre todas sus propiedades, tomada en ayunas disuelta en agua tibia, eleva el sistema inmunológico y contiene curcumina, que es un agente anticancerígeno y antioxidante, superando a las Vit. C y E.

Protege al estómago en la producción de jugos gástricos, por lo que es un excelente agente antiulceroso y citoprotector.

La Universidad de Nuevo México publicó un trabajo sobre los efectos del extracto de cúrcuma en la enfermedad de Chron donde se vio que alivia los síntomas y las causas subyacentes.

La naturaleza nos brinda de manera eficaz, barata y sabrosa múltiples remedios para mantener la salud en equilibrio….Aprovechémoslos!!

 

Lee más:

 

Hemp, un alimento completo       Calculadora de grasa corporal       Hábitos Alimenticios