Blog

Quinoa

Correo electrónico

La quinoa contiene el más alto perfil nutricional entre todos los granos y es el  que se cocina con mayor rapidez. Es un grano que te aporta altísima energía y ha sido cultivado y consumido por aproximadamente 8000 años en las altas montañas de los andes suramericanos. Los Incas eran capaces de correr grandes distancias a gran altitud gracias a las virtudes de este grano.

Características:

Contiene todos los aminoácidos necesarios (los 8) para formar una proteína completa.

Tiene un contenido proteico mayor al de la leche.

Alto contenido de vitaminas B, hierro, zinc, potasio, calcio y vitamina E.

No contiene gluten y es muy fácil de digerir.

Ideal para darnos resistencia y energía de largo alcance.

Fortalece los riñones, el corazón y los pulmones.

Usos

Cuando la quinoa es cocinada, el germen o capa que cubre el grano se rompe y forma un espiral crujiente y el grano interior se vuelve suave y traslúcido. Esta textura doble lo hace delicioso, versátil y muy divertido de comer.

Para ahorrar tiempo cocina una buena cantidad, ya que ésta puede ser recalentada varias veces sin perder su textura. Para hacer un potaje en el desayuno, sólo agrega un poco de leche de almendras o arroz, algo de frutas secas como pasitas, canela, ¡y listo!

También puedes añadirle vegetales crudos al final de la cocción o  servirla fría junto con la ensalada y algún aderezo. Utilízala como guarnición para acompañar algún otro platillo. Guarda el grano en un lugar seco, frío y oscuro. En un recipiente sellado puede permanecer guardada hasta un año

Preparación


Antes de cocinarla, la quinoa siempre tiene que ser remojada y enjuagada para remover una pequeña capa  amarga y tóxica que contiene de forma natural, llamada saponina. Cuando uno remueve la saponina enjuagando la quinua, el agua adquiere un aspecto jabonoso. La quinoa siempre es enjuagada antes de empacarse y venderse; pero es recomendable  volverlo a hacer en casa.