Blog

La enorme relación entre emociones y alimentación

Sin alguna razn otro componenteivo y/o algrazóbro necesita un levantamiento, sino tambiy pareciera que necesitas de cierto tipo de alimentos cón evidente, los índices de depresión en adultos han incrementado a pasos agigantados en los últimos años. ¡Tan sólo desde 1990 se han triplicado! Algunos estudios señalan que gran parte de la tensión emocional se debe a malos funcionamientos corregibles del cerebro que son consecuencia de necesidades nutricionales. Es decir, la alimentación es un gran determinante en esta terrible enfermedad que provoca falsos humores.

 

Con “falsos humores” nos referimos a aquellas emociones negativas que surgen sin alguna causa aparente. Los sentimientos fraudulentos de depresión, ansiedad e irritabilidad interfieren con nuestra capacidad de disfrutar la vida.

El insomnio, las preocupaciones inexplicables, la falta de entusiasmo y la aparente necesidad de cierto tipo de alimentos como el chocolate, o de algún tipo de droga para sentirse aliviado, indican que no sólo la parte emocional del cerebro necesita un levantamiento, sino también el aparato digestivo y/o alguna otra parte del cuerpo. Esto puede ocurrir ya sea por genética o por la falta de consumo de alimentos específicos que fomentan emociones positivas.

Algunos componentes nutricionales concretos son esenciales para que el cerebro funcione correctamente. Es ésta la razón por la que muchas veces la psicoterapia o el trabajo espiritual no son suficientes para la reparación. Así, para combatir y prevenir la depresión, es necesaria una sana y equilibrada alimentación.

 

¿Qué tipo de alimentos son los indicados para que la parte emocional de nuestro cerebro funcione correctamente?

 

Algunas personas depresivas son “comedores emocionales”. Para, aparentemente, suprimir sus emociones negativas, éstos suelen consumir galletas, helado, y comida rápida. Sin embargo, esto no ayuda a combatir la depresión ni los falsos humores, sino todo lo contrario.

 

El Dr. Blum estudia la química del cerebro de los alcohólicos y drogadictos. A través de su investigación ha identificado que algunos genes encargados de los químicos cerebrales que tienen que ver con sentirse bien, se modifican por otros que hacen sentirse mal y esto hace al sujeto vulnerable a las adicciones.

 

Dentro de esta búsqueda, el Dr. Blum encontró que algunos aminoácidos ayudan a revertir el problema al elevar el nivel de los neurotransmisores. Éstos se encuentran comúnmente en las proteínas y se ha llegado a la conclusión de que son la herramienta más importante para combatir los falsos humores.

 

A continuación te presentamos los neurotransmisores más importantes para el control emocional y algunos alimentos con los aminoácidos necesarios para elevar sus niveles.

 

*Serotonina –  

Alto nivel- el individuo tiende a ser positivo, confiado y flexible.

 

Bajo nivel- tendencia a ser negativo, obsesivo, preocupado, irritable y somnoliento.

 

Alimentos: pescado, huevo, leche, semillas, frutos secos, nueces, almendras, berros, espinacas y espárragos.

 

*Catecolamina –

Alto nivel- el individuo tiende a encontrarse energizado y alerta.

Bajo nivel- existe una tendencia a la apatía.

 

Alimentos: té, plátano, cítricos, cacao y vainilla.

 

*Ácido gamma aminobutírico –

Alto nivel- se tiende a estar relajado y libre de estrés.

 

Bajo nivel- hay tendencia a estar preocupado y estresado.

 

Alimentos: pan integral, avena, espinaca, brócoli, manzana, plátano, cítricos y té verde.

 

*Endorfina ­–

Alto nivel- tendencia a sentirse confortado, con placer y felicidad.

 

Bajo nivel- es común la súper sensibilidad emocional y al dolor.

 

Alimentos: chile, huevo, pollo, pescado y cacao.

 

Por otra parte, algunos alimentos que provocan los malos humores son el pan blanco, pasta, azúcar, cereales, snacks fritos e hidrogenados, cafeína y azúcares artificiales en productos dietéticos.