Blog

Probióticos: los mejores invitados a nuestro organismo

Correo electrónico

blog probioticos

 

Aunque nos sea difícil de creer a muchos, no todos los microbios son dañinos. De hecho, no podríamos vivir sin ellos, son indispensables para nuestro sistema. No obstante, algunos son benéficos y algunos otros son dañinos. Lo importante, sin embargo, es tener un balance de los distintos tipos de microbios en nuestro organismo.

Una especie de microbios benéficos son los probióticos. Quizás hayas escuchado sobre ellos debido a que algunas marcas de productos los subrayan cada vez más en sus productos, debido a los buenos hallazgos que de estas bacterias se han probado. Ahora bien, ¿cómo funcionan exactamente estos bichitos en nuestro organismo?

 

Debemos estar conscientes de que existe una amplia variedad de probióticos y, dentro de ésta, algunos son más benéficos que otros y tienen funcionamientos distintos. Una de las cosas que hace tan especiales a estas bacterias es que compiten con los microbios dañinos por espacio y nutrientes. Por tanto, mientras exista un buen número de probióticos en el organismo, entonces los niveles de los microbios no benéficos estarán controlados.

Por otra parte, los probióticos ayudan a la creación de los glóbulos blancos, que son las células que defienden a nuestro cuerpo de intrusos perjudiciales para la salud. Las bacterias probióticas se encargan de corregir cuando existe una respuesta inflamatoria equivocada de parte de nuestro sistema inmune, que es causada por los glóbulos blancos.

A pesar de que cada microbiota (es decir, el conjunto de microorganismos que viven en nosotros) es distinta en cada individuo, según The Probiotics Revolution: The Definitive Guide to Safe, Natural Health Solutions Using Probiotic and Prebiotic Foods and Supplements de Gary B. Huffnagle y Sarah Wernick, dos grandes cambios en el estilo de vida actual han producido enormes consecuencias en el equilibrio de la microbiota en los individuos de manera general:

-Uso de antibióticos – los antibióticos matan no sólo a los microbios dañinos, sino de todo tipo, incluyendo a los probióticos. Algunos microbios dañinos sí resisten a los antibióticos y pueden proliferar, lo cual causa un desbalance en el organismo que puede resultar en diarrea y otros efectos secundarios.

-Dieta – los alimentos procesados forman ya algo habitual en la dieta. En muchas ocasiones, las frutas, los vegetales y las grasas sanas han pasado a segundo lugar en nuestra alimentación. Los microbios que viven en nosotros tienen preferencias de comida, por lo que los que sobrevivirán serán aquellos a quienes alimentemos. Los microbios dañinos se alimentan principalmente de azúcares y carbohidratos refinados. Por el contrario, los probióticos se benefician de dietas saludables.

Por esto mismo, es necesario enfocarnos en tener una dieta más balanceada y minimizar el uso de los antibióticos. De hecho, debido a hallazgos en investigaciones que señalan propiedades curativas de los probióticos, se espera que en un futuro éstos puedan llegar a suplir a los antibióticos.

Pero, ¿de dónde sacamos los probióticos? Como explicamos anteriormente, existe una enorme variedad de probióticos que tienen funciones distintas y que trabajan de manera local. Aunque existen infinidad de investigaciones actualmente enfocadas en probióticos, aún no se logra descifrar con claridad todos los tipos y sus funciones particulares.

Sin embargo, algunos probióticos, como los lactobacilos y la bacteria Bifidobacterium, ya han sido probados. Algunos alimentos con probióticos son productos lácteos fermentados, el chocolate oscuro, pepinillos. Por otra parte, se pueden obtener los beneficios de los probióticos en un nivel adecuado por medio de suplementos refrigerados, que contienen especies específicas de probióticos probados para la salud. O de manera casera los puedes obtener del Kefir y la Kambucha, espera nuestras próximas publicaciones ya que hablaremos de cómo crear tus propios probióticos.

Lee más acerca de:

Jengibre y cúrcuma                                 Aceite de coco                                  El Hemp